Pere Serret Besa.-

 

¿Por qué  nos cuesta mostrarnos tal y como somos?. Por alguna razón difícil, a veces, de entender. Todo humano tiene múltiples facetas. Algunas personas han dejado de mostrar sus sentimientos. Yo, en parte, me considero una persona auténtica; pero según mi experiencia al paso de los años, me han demostrado que las hay de muchos tipos y se expresan de formas muy distintas, pero todas ellas cumplen algún papel para nuestro armazón psicológico.Ser nosotros mismos es mucho más difícil de lo que puede parecer.  Continuamente nos vemos condicionados por factores externos y personas a nuestro alrededor que evitan que podamos ser uno mismo y mostrar nuestro lado auténtico.  May Sarton (Gran novelista Belga), expresó en cierta ocasión: “Tenemos que  atrevernos a ser nosotros mismos, por más aterrador y extraño que este “yo” pueda llegar a ser”.

Debemos de creer que ser auténtico es una cualidad muy importante, tanto en los negocios como en la vida. En un mundo globalizado, las empresas y las personas auténticas salen adelante mientras que aquellas que tienen segundas intenciones y ocultan la verdad acaban cayendo tarde o temprano. Entonces ¿Por qué es importante ser auténtico?. Porque ser auténtico y mostrarte tal y como eres, con tus defectos y virtudes, sin máscara, te hace humano y permite a los demás conectar contigo a un nivel más profundo. No les queda la menor duda, que esa es la verdadera importancia de la autenticidad.

Algunas personas han dejado de mostrar sus sentimientos. Son tantas las experiencias que llevamos en nuestra mochila que, de un modo u otro, hemos aprendido a vivir en una represión constante, difuminando nuestros defectos, nuestros miedos o nuestras pasiones para amoldarnos a un estado de represión emocional. Pero, sí nos paramos a pensar unos segundos, caeremos en la cuenta de que somos muy emocionales y tenemos una necesidad natural que nos impulsa a dejar aflorar sentimientos y emociones. La dependencia del mundo que nos rodea se ha hecho tan fuerte que llegará un momento, más tarde o temprano, que valoraremos mucho más las opiniones de los demás que nuestros propios principios, y ya no tendremos un desarrollo personal, sino más bien, un desarrollo general.  Ten presente que si haces lo  que la mayoría hace, no quiere decir que estés haciendo lo correcto para ti, por lo tanto no tienes que tener miedo a que la sociedad no te entienda.  Joaquín Sabina (Gran cantautor español), dijo en su momento: “No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió”. La lógica y el análisis intelectual no puede ayudarnos a tomar ciertas decisiones vitales. En ocasiones, la emoción nos muestra el mejor camino.  Es por ello que cuando alguien rompe el modelo establecido según los parámetros de la sociedad actual, suele sentirse de forma inconsciente como el “bicho raro”. No encaja en lo que todos comparten, no tiene las mismas tendencias de la mayoría, o simplemente sus gustos son distintos a los del resto.

Las palabras sabias nos alumbran el camino. Son como un faro que nos invitan a recorrer nuestras propias experiencias. Y terminaré haciendo mención a esta bonita frase que pronunció  Roger Ebert (Estadounidense, gran crítico cinematográfico): “Tu inteligencia puede ser confusa, pero tus sentimientos nunca te van a mentir”.

Deixa una resposta

La seva adreça de correu electrònica no es publicarà.