SOBRE LA ASIGNACIÓN FORZOSA DE LA PROMOCIÓN 67 A LOS JUZGADOS ESPECIALIZADOS EN CLÁUSULAS SUELO

 

Desde Jueces para la Democracia queremos poner de manifiesto nuestra disconformidad con el Acuerdo de la Comisión Permanente de 25 de mayo de 2017 por el cual se destina forzosamente a compañeros/as de la Promoción 67 a los recién creados Juzgados especializados en cláusulas suelo que entrarán en funcionamiento el próximo 1 de junio.

 

En primer lugar, los jueces y juezas de esta Promoción se encuentran aún en el llamado período de “sustitución y refuerzo”, que es previo a su ingreso en la Carrera Judicial y durante el cual son nombrados jueces sustitutos, con la característica especial de que su dedicación y rendimiento será objeto de un informe elaborado por el Presidente del Tribunal Superior de Justicia correspondiente, para su posterior valoración por la Escuela Judicial.

 

Como hemos defendido en muchas ocasiones, consideramos que esta fase de “sustitución y refuerzo” atenta contra el principio básico de la independencia judicial, pues las resoluciones judiciales y la actuación del juez/a en el ejercicio de su función jurisdiccional no pueden ser en ningún caso valoradas por un superior gubernativo.

 

Pero es que en el caso de la Promoción 67 la situación es mucho más preocupante. La adscripción forzosa de los sesenta y cinco compañeros/as integrantes de la misma a los Juzgados especializados en cláusulas suelo puede frustrar las expectativas de quienes, por vocación de servicio público, han empleado años de su vida en formarse como técnicos en Derecho.

 

Las cuestiones jurídicas que plantean las cláusulas suelo han sido ya resueltas por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de manera que estos compañeros/as realizarán un trabajo repetitivo con la única finalidad de descargar de asuntos a los Juzgados de Primera Instancia.

 

La justificación que ha dado el Consejo General del Poder Judicial para adoptar esta decisión radica en que los jueces y juezas en prácticas de la Promoción 67 han recibido una formación específica sobre la materia para reforzar sus conocimientos y garantizar menores tiempos de respuesta, pero no sólo no es cierto, sino que, a sabiendas, están condenando a los compañeros/as de esta Promoción al anquilosamiento jurídico, utilizándoles como una mera herramienta para dictar resoluciones rápidas que permitan disminuir los números en la estadística de los Juzgados.

Deixa una resposta

La seva adreça de correu electrònica no es publicarà.