Maria Palacios

 

El resumen de la huelga que hemos sufrido los catalanes este 8 de noviembre es el de una minoría fanática fastidiándonos a una mayoría que queríamos hacer nuestra vida normal. Una minoría que puede calificarse de profundamente anticatalana por el grave daño que hace a Cataluña. A estas alturas de la película sinceramente no entiendo al independentista que respalda todo esto. Sin ni siquiera llegar a la secesión, solo con la incertidumbre, se ha provocado en Cataluña el mayor aumento del paro de España y la huida de miles de empresas. ¿Y aún hay gente que apoya esto y los piensa votar? Con sus huelgas, sus ilegalidades y sus numeritos diarios nadie está haciendo más daño a la imagen, la sociedad, la economía y el prestigio de Cataluña que esos que tanto se disfrazan de salvadores de la patria catalana.

Deixa una resposta

La seva adreça de correu electrònica no es publicarà.